Envejecer con esperanza

cuidado-ancianos-felices-00-maid-in-barcelona

Texto extraído de la web es.aleteia.org. y redactado por Juan José Omella Omella

Es conocida por todos la historia del violinista Paganini. Una tarde daba un concierto. La sala estaba llena de espectadores. Él tocaba el violín con todo el entusiasmo que le caracterizaba. De pronto, se rompe una de las cuerdas del violín. Imperturbable, continúa tocando. Se rompe una segunda cuerda, después una tercera. Finalmente acaba la interpretación con una sola cuerda. La sala explota en un sonoro y largo aplauso.

¿No podríamos comparar esta historia de Paganini con la vida de las personas?

Read More

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial